Inoportuno

¿Fue imprudente la pregunta desnuda?

Inoportuno el día de lluvia y sombra.

Es cobardía o coraje oír por fin la queja.

Qué va… Es triste mirar y no ver… nada.

 

 

Habrá sido siempre así, siempre vacio.

Fruto seco de una ilusión y mentira.

¿Tendré sentido adentro, atorado?

O inventé el adentro, el afuera, los sueños…

 

No siento.

No hay nada.

Y le pregunto al alma – ¿estás?

¿estabas? … ¿te maté? –

 

Miro sin ver,

Hago que siento.

Retumba todo

En mi vacio.

 

Ecos… siquiera!

¿Lágrimas?… no

Reclamos… ¿a quién?

Angustia… la espero.

 

No llega, nada llega,

Todo se fue.

El tiempo no pasa

¿O también se fue?

 

Qué más da.

No importa lo vivido

Siempre en soledad,

Quizás no hay más.

 

Ni búsqueda queda…

Inoportuna la pregunta si

Pero la respuesta está,

Ya estaba.

Esta entrada fue publicada en Poesías. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *