Entrevista por el Informe de Pobreza – Bariloche 2012

Ya se sabía, los saqueos (*1)tienen muchos culpables, pero la base estaba

ENTREVISTA A VANESA VICENTE, REFERENTE DE LA RED SOLIDARIA BARILOCHE (*2), POR FERNANDO FERNANDEZ HERRERO

(*1) En relación a los saqueos sufridos en la ciudad de San Carlos de Bariloche el 20-dic-2012 en 30 comercios.

(*2) Desde Febrero del 2013 que me retiré del voluntariado de la Red Solidaria para formar la Fundación del Bien Común – ver nota en este mismo blog al respecto.

 

Entrevista a la Lic. Vanesa Vicente

 

Fernando Fernández Herrero: ¿Como empieza todo?

 

Vanesa Vicente: Notábamos un aire de inconsciencia o liviandad respecto de la lectura de realidad social de nuestra ciudad, si bien todos decimos a viva voz que es “preocupante” no veíamos respuestas acordes a la realidad. Decidí abocarme a estudiar los datos del último CENSO, en el afán de encontrar argumentos más sólidos sobre los cuales solicitar respuestas oficiales, ya que la mera mención de que estamos en una “situación social alarmante” no venía dando resultado. Al hacerlo me encontré con datos que distaban mucho de lo que observamos a diario. Así que inmediatamente me concentré en acercar los números a la realidad, por supuesto de una manera informal pero aún así, responsable.

 

El resultado de ese análisis – que no fue solo un trabajo individual sino que tuvo correlato con observaciones de campo (visual), con profesionales sociales, instituciones, sociólogos, periodistas, etc – pretendió en su momento poner en alerta al Estado. Con mi esposo empezamos a golpear puertas y hablar con mucha gente. Como localmente siempre la respuesta fue que no había presupuesto, aprovechamos la visita de la Sra. Presidenta de la Nación en Abril 2012, para entregarle una carta en mano, con esbozos de este análisis (muy resumido obviamente) y un pedido de “atención a la zona”. Evidentemente la carta fue leída, y desencadenó una reunión a pedido de la ella, con el Gobernador Weretilneck. Este encuentro se mantuvo en Mayo, pudiendo explayarnos más en los detalles, fotos, planos de la ciudad, etc. A partir de allí hubo un intento, trabajamos de manera cercana con el equipo del Ex Ministro de Desarrollo Social, Jorge Vallaza (sobre todo con la Ex Delegada de la Zona Andina Mirta Elvira), nos sentimos algo aliviados, pero duró poco ya que todo el equipo fue removido por razones políticas. En Junio, ya muy nerviosa – hablo a título personal porque no es común que Red Solidaria se inmiscuya tanto en estos detalles, pero no podía lidiar con toda esa realidad y no intentar que se hiciera algo en otros niveles más formales que un voluntariado – pedí audiencia con el Sr Intendente de Bariloche. Fue por teléfono porque estaba en BsAs pero hablamos durante casi una hora. Durante esa charla le expresé que la situación era muy tensa y que temía un estallido social, aclarando que no decía esto por tener pruebas sino por deducción lógica de la atenta observación de la realidad.

Le pedí o más bien le comenté, que eran indispensables señales claras en el sentido social, resolver de todas las maneras posibles el tema de viviendas, y sobre todo – para calmar ánimos – que hacía falta más dialogo con la población, entre otras cosas… El tiempo fue pasando, creo que son públicos nuestros esfuerzos y los de tantos, pero lamentablemente los hechos de fin de años demuestran que la situación social era insostenible y que no se tomaron las medidas necesarias – desde los lugares en que estas medidas se pueden tomar – para calmarla. Puede haber habido organizadores, o no… pero la mecha estaba encendida hacía rato en la sociedad.

 

Fernando Fernández Herrero: ¿Qué decía ese informe que se presentó a la presidenta, al gobernador y al Intendente?

 

Vanesa Vicente: En líneas generales te lo resumo en dos partes, los datos oficiales del Censo y las correcciones – si me permiten llamarlo así para ahorrar palabras:

Primero: El Censo del 2010 (datos INDEC) dio un número final de población de 133.500 habitantes en Bariloche. Indicando una cantidad total de Hogares de 41.976, hay que comprender que este número da un promedio de 3 personas por casa y eso NO es así, sino que los hogares de Bariloche en muchos casos están desocupados porque son en realidad usados para turismo, verdad?. Hay aproximadamente unos 36.000 hogares en muy buenas condiciones. Pero de los casi 6000 hogares restantes sabemos por CENSO que hay un “3.6% no tiene baño… y en esos hogares viven más de 3 personas por unidad, son más de 1500 familias y podemos inducir que se trata de unos 7000 barilochenses de todas las edades, sin baño” – solo leyendo ese dato se percibe la cantidad de personas que viven bajo un parámetro indigno, pero aún estamos en “número oficiales”, lamentablemente luego corroboré que son muchos más. También hay censados 2.319 hogares que no tienen piso mas allá de tierra o ladrillo suelto, y que además no cuentan con cielo raso (ni protección, más allá de las chapas que tenga), a simple vista este número crece bastante! y otros parámetros importantes se van descubriendo solo con la observación visual.

 

FFH: Es la famosa otra Bariloche, los barrios abandonados:

 

Vanesa Vicente: Si, arranco con la Segunda parte – las correcciones en la realidad – caminando por las calles, alejados de la zona turística claro está, la pobreza empieza a verse de manera alarmante, todavía dentro de una zona urbanizada (es decir con agua en red, luz, gas en red, casas humildes pero en condiciones habitables, etc) la pobreza ya es notoria pero estadísticamente entraría en los números que aún contemplan cierta “dignidad”… seguramente esta pobreza no sea considerada BAJO la línea de pobreza por el INDEC.

Ahora, al alejarse y llegando a los barrios más “nuevos” pero MAS humildes, la pobreza es eso POBREZA. Con construcciones que parecen venirse abajo en la primer nevada, con baños afuera o sin baños, sin agua en red, colgados a la red eléctrica y con conexiones expuestas al agua y al roce con las personas, con ventanas sin vidrios, tapadas con nylon doble o triple en verano y con maderas directamente en el invierno, con calefacción inadecuada que además genera incendios a un ritmos alarmante (permitime dar el dato de que en un solo fin de semana, por el 12-05 se quemaron 5 casas en un mismo barrio, en promedio se han quemado 3 a 4 casas por semana durante el invierno 2012, de Mayo a Sept mas o menos). Sigo: techos que se filtran o que las chapas no llegan a cubrir el 100% de la superficie, colchones humedecidos en el piso, con faltas de artefactos como salamandra, cocina, heladera, he visto viviendas que hacen fuego afuera para calentar el agua del mate y es lo único que calientan en todo el día, y mujeres que han recibido heladeras donadas y suceden estas cosas: por desconocimiento en el tema alimenticio y sobre todo por la falta de alimentos, si es que la tienen usan la heladera como alacena, por ej. guardan los fideos secos en el freezer, o guardan todo para escaparle a las ratas, cuando no hay electricidad simplemente la usan para guardar ropa porque es lo que más se les ensucia

 

FFH: Son imágenes que no se pueden ver en los números de las estadísticas.

 

Vanesa Vicente: Así es… pero volvamos a los números, podemos calcular fácilmente que viven en los barrios más humildes unas 4000 a 5000 familias, esto es realmente difícil de estimar porque llegan todo el tiempo grupitos familiares a instalarse en casillas, no se registran en ninguna parte, lo hacen silenciosamente para ocupar un terreno, y lamentablemente se sabe de ellos cuando entran en alguna situación crítica o el invierno los alcanza sin haber podido armar la casilla. A este número no se llega por los censos sino por observación, si cualquiera mira los planos de catastro se deduce que unas 1500 familias estarían ubicadas en un radio de 120 / 150 manzanas que comprende los Barrios de extrema pobreza: Nahuel Hue, Malvinas, Unión, Omega, etc… y mas allá lo que se llama ahora Nahue Hue II – que crece día a día. Atrás del barrio Vivero, por Dios… casi desconocido para muchos… A este valor honestamente se llega haciendo cálculos visuales: en una manzana hay un promedio de 25 loteos, pero en cada lote ya hay al menos 2 o 3 casillas. Y más lejos, metidos en los cañadones entre los Barrios Nahuel Hue y hacia las montañas donde ya ni lotes hay, se acumulan casillas que incluso están construidas de palos y nylon… se puede apreciar a simple vista. Intuyo personalmente que el número de familias viviendo en estas condiciones son cerca de 5000 (muy lejos de las 1500 que reconocen las estadísticas oficiales), pero prefiero hacer los cálculos con 4000 para no parecer exagerada (y por faltarme medios para comprobarlo, obviamente no pusimos voluntarios en la calle a censar… así que peco de informal una vez mas), Así, llegamos a un número aproximado de casi 18/19.000 personas de todas las edades.

 

FFH: Y dentro de esa situación crítica debe haber realidades insostenibles

 

Vanesa Vicente: La variedad de viviendas y condiciones de vida, van desde familias tipo que tienen cada uno su cama separada del piso, una cocinita organizada, heladera y Direct TV, aunque quizás roten un TV viejo cada tanto para ver la tele, pasando por familias de mujeres sola sosteniendo a 5-6 hijos, hasta una casita que no sé qué nombre tendría donde encontramos a una mujer con 8 meses de embarazo en plena caída de ceniza del volcán, viviendo entre 4 palos enterrados en el piso húmedo con varias vueltas de nylon por los costados y por arriba, no tenía una superficie mayor a una carpa.

A mi entender, Bariloche cuenta con una población realmente bajo las líneas de la pobreza, o si el INDEC no quiere tomarlo así, digamos entonces en condiciones “indignas”, de casi 20.000 personas en estado crítico, si llevamos este dato a “Viviendas” podría decir que hay unas 1000 viviendas que no pueden considerarse como tales, otras 1000 en estado crítico y 1500 (según criterios) que la estructura puede “aguantar” pero necesitan reparaciones urgentes en cuestiones centrales como techos, conexiones eléctricas, calefacción adecuada y segura, baños, son hogares en condiciones anti sanitarias e inseguras desde todos los aspectos, les faltan todos los servicio, y sin capacidad de mejoras al mediano plazo.

 

Debo aclarar que muchas de las observaciones que logramos hacer son realmente de primera mano: luego del Volcán, desde la Red Solidaria y uniendo donaciones de empresas, de algún candidato, y con buena ayuda de los corralones, logramos llegar a 260 a 300 casas con chapas de cartón, algunos reemplazos fueron casi totales, otros parciales. En esas recorridas tuvimos la oportunidad de ver las casas por dentro. Cientos de casas, conversar con la gente… y sacar – con sus permisos – muchas fotos que corroboran este análisis.

 

Pero el análisis de pobreza no termina con este 14% (las aprox 20.000 personas que mencionamos antes) que venimos hablando… es el segmento más crítico, pero hay otras 15.000 personas que si bien no están en esas situaciones tan extremas, habitan barrios de 2da prioridad de urgencia, donde las construcciones son más estables, las situaciones familiares también, como se observa en la zona aledaña a la ruta 40 del lado oeste, Barrio Unión, el sur del Barrio El Frutillar, o incluso más céntrico arriba de la calle Anasagasti, barrio INTA, las conocidas TOMAS en zonas urbanas, y los espacios más humildes también en el Oeste de la ciudad (Nueva Jamaica, Virgen Misionera, asentamientos en el km 21 y alrededores, etc.) por la crisis actual van llegando a la condición de pobreza extrema rápidamente ya sea por falta de trabajo, por el crecimiento de sus hijos que a su vez tienen hijos y se quedan a vivir en el hogar, o porque se mudan a sus casas parientes en situación peor a la de ellos, se da un terrible hacinamiento,  a veces por incendios se mudan a lo del vecino, a lo de la madre de nuevo… o a refugios improvisados, separando a veces a los hijos mayores, y desmembrando la familia.

 

FFH: Entonces ¿Cómos quedarían los números de pobreza e indigencia en Bariloche según lo que estudiaste?

 

Vanesa Vicente: Sobre una población de 133.500 habitantes según el INDEC, con trabajo de campo, visual y juntando información de personal de asistencia social y salas sanitarias, llegamos a que un 14% de la población estaría en situación realmente crítica no solo en cuestión de ingresos, sino también estructurales. Y otro 11% está en riesgo inminente de seguir descendiendo más y más por la crisis local y zonal post volcán.

Es decir que un 25% de la población necesitaba en Abril algún tipo de respuesta urgente, que no iba a llegar por la mera reactivación de la zona. Quienes vivimos acá sabemos perfectamente que luego de una crisis como la vivida, los ingresos fuertes que se iban a dar en las primeras temporadas de trabajo, irían directamente al salvataje de las economías privadas, lo cual no me corresponde criticar, pero es sabido que no se genera trabajo estable más allá del indispensable “en negro” para salvar de último apuro la atención a los turistas que saturan determinados servicios durante 2 o 3 semanas, quizás un mes. Ante la evidente falta de políticas, en la segunda mitad del año se sumaron los efectos de la crisis internacional que aunque no se hable tanto, repercutieron mucho al menos en nuestra zona turística. Recién esta temporada – y gracias al turismo argentino – estamos viendo una temporada de trabajo buena.

 

FFH: ¿Cuáles crees que son los problemas de Bariloche, por qué no podemos solucionarlos?

 

Vanesa Vicente: Bueno, mi palabra no estaría autorizada a dar una respuesta concreta, pero sí tengo opinión y para nada es una opinión “novedosa”. A mi entender se cae de maduro:

 

Pienso que lo primero, lo prioritario es vencer a la DESIDIA en todo su significado, hay que vencer la inercia, la negligencia, y tener la actitud adecuada para vencer obstáculos y buscar soluciones. Sin ACEPTAR lo que vive el 25% de la población nunca vamos a resolver nada. Y semejante realidad solo se resuelve EN COMUNIDAD observando la situación tal cuál es y poniendo prioridades. Asumiendo los roles y responsabilidades que cada uno tiene dentro de esta comunidad. Somos todos necesarios.

 

Lo segundo es la Vivienda, no como “regalo asistencialista” sino como pilar fundamental para que 15.000 / 20.000 personas duerman bien y al día siguiente puedan pensar en QUE hacer con sus vidas. Esto se resuelve con INVERSIÓN y sin distracción, sobre todo sin corrupción y con acción real – se lograría en UN año y por ejemplo con la bloquera municipal generando trabajo y/o con los bloques de arena volcánica que Red Solidaria impulsó en su momento y no fue llevado a cabo al final por nadie (hay materia prima gratis depositada en canteras durante las Jornadas de Limpieza Post Volcán, con la adecuada inversión en maquinas y galpones, mano de obra en cooperativas para dar trabajo a la población más vulnerable y con el resultado de bloques solidarios, se iniciaría un círculo virtuoso… pero nadie hizo eco de tanto trabajo. Las ideas POSIBLES que requieren trabajo y compromiso, se caen… por eso hablo de vencer la Desidia.

 

Lo tercero y en mi opinión, lo ÚNICO que apunta al futuro mejorable al largo plazo: es el TRABAJO. Esto sí lo debe resolver el ESTADO Y SOLO EL ESTADO. Porque cuando hablamos de involucrar al privado, es necesario que el Estado brinde capacitación, buenas formas de incluir al trabajador de sectores más vulnerables, que se regule el trabajo para residentes y no para gente de afuera… que se fiscalice para evitar el trabajo en negro… son demasiadas variables, por eso SIN el Estado de por medio, las medidas no son sostenibles para nadie.

 

Acá estamos para SUMAR, con datos concretos, lo nuestro es pura voluntad pero la comunidad de Bariloche nos necesita a todos. También por un país mejor, por un futuro para TODOS, Bariloche y todo el territorio, necesita vencer la DESIDIA, supongo que también el desgobierno. Soy optimista, creo que se puede todavía resolver un 25% de pobreza, sobre todo porque es una zona con grandes ingresos, con población fuerte y profesional a pesar de las diferencias sociales extremas, hay muchas agrupaciones, Fundaciones y ONGs poniéndole el pecho a la situación, sería bueno UNIRNOS. Los resultados son buenos cuando hay esfuerzo: con el trabajo solidario sostenido estamos venciendo la resistencia a VER la realidad, estamos venciendo la DESIDIA de muchos individuos, pero ahora debemos llevar ese trabajo a otros niveles más formales y abarcativos. Con la ausencia del Estado, incluso con el Desgobierno, las riñas políticas no dejan espacio para analizar, planificar y mucho menos preparan el escenario para llevar a cabo las cuestiones que sí o sí debe encarar el Estado. Sin la visión y acción de todo en enjambre político (me refiero a funcionarios en ejercicio y sus aparatos) no hay cambios perdurables, en un año más, al ritmo que estamos hoy, pasaremos al 30% de pobreza y eso ya no sé si es recuperable en un lapso medible.

 

FFH: Dada la situación local y provincial, pensás que es posible encarar algo así, o seguirá siendo una utopía?

 

Vanesa Vicente: Mi manera de encarar la vida es con Esperanza y con Amor, pero el día que pierda la esperanza, la vida no tendrá sentido. Estas 3 cosas que menciono (vencer la desidia, hacer viviendas y generar trabajo) están MUY lejos de ser una utopía, son POSIBLES con intención política y acción, son posibles. De hecho pienso que la política nacional apunta a que sean posibles, no? En lo personal no me importa la situación política – bueno separemos la participación comunitaria, civil, social, de la partidaria – tampoco la llego a comprender, pero lo más interesante, porque acá no se trata de que me importa o me interesa A MI… lo más interesante es que a ese 25% de pobreza TAMPOCO LES IMPORTA NI LO VAN A COMPRENDER NUNCA… Es una vergüenza que las riñas políticas nos alejen de las 40.000 personas que sufren acá, a la vuelta de la esquina. Ellos tampoco esperan – no todos al menos, y me consta – no esperan soluciones mágicas, asistencialismo ni limosnas… Esperan poder planificar una vida mejor, darle algo mejor a sus hijos, poder sostener un trabajo, saber que si una chapa se la lleva el viento la van a poder reemplazar y que si un hijo tiene fiebre llegan al médico a tiempo. Eso no es esperar asistencialismo: eso es vivir en sociedad inclusiva, es posible además porque vivimos en un país rico y en el caso de Bariloche, somos parte de una sociedad desigual, pero muy rica también. Pero sin señales, sin acciones, sin planificación, la esperanza se pierde… y esa esperanza perdida genera estragos, resentimiento, sensación de abandono!. No se puede juzgar tan livianamente a personas que han perdido TODA esperanza. Nos corresponde – a quienes tenemos esperanza y contamos con los resortes como para vencer la desidia – dar una señal, nos corresponde alimentar la esperanza, para después… construir más unidos. Las diferencias siempre van a existir, sería utópico pensar que lograremos vivir todos IGUAL dentro de un plazo medible, pero hay un abismo entre negar que esas diferencias existen a conocerlas de cerca y ponerse a hacer algo… hay un abismo! Como dijo algún filosofo “conocer es querer, no se ama lo que no se conoce”.

 

FIN

 

Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *